Una decisión del Gobierno hundió los rendimientos de fondos como el de Mercado Pago: cuál es la nueva inversión que crece

Los bancos redujeron el rendimiento que pagan por los plazos fijos y en la actualidad la mayoría ofrece una tasa nominal de un 30% anual, que se traduce en una ganancia de 3,3% de interés mensual, negativa en comparación a la inflación, luego de la última baja de la tasa de referencia dispuesta por el Banco Central.

Los bancos redujeron el rendimiento que pagan por los plazos fijos y en la actualidad la mayoría ofrece una tasa nominal de un 30% anual, que se traduce en una ganancia de 3,3% de interés mensual, negativa en comparación a la inflación, luego de la última baja de la tasa de referencia dispuesta por el Banco Central.

El movimiento es parte de la estrategia del ministro de Economía, Luis Caputo, para desarmar los pasivos remunerados del Banco Central. El Tesoro paga más tasa que la autoridad monetaria y eso cambia el juego.

Con este recorte de las tasas de los plazos fijos, hoy desreguladas, una “estrella” del mundo financiero empieza a apagarse: se trata de los fondos comunes de inversión “de mercado de dinero” o “money market”. Otros nombres habituales para el mismo tipo de vehículo es el fondo común “de plazo fijo” o, el más técnico, “T+0″. Los más extendidos son las cuentas remuneradas de las billeteras digitales como la de Mercado Pago.

“La tasa de las cuentas remuneradas baja a 26,9% anual post-baja de tasas del BCRA. Se ubica en mínimos que no se veían desde mayo de 2022. Esto implica menor rendimiento para los FCI Money Market”, aportó Salvador Vitelli, jefe de Research de Romano Group.

En este contexto, los FCI (Fondos Comunes de Inversión) “T+1″, que permiten disponer del dinero en un plazo de 24 horas, se convirtieron en una opción atractiva que podría servir para mejorar la rentabilidad los ahorros, ya que diversifican en varios activos, y además, se puede elegir en cuál invertir según el perfil. Los FCI son un instrumento de inversión compuesto por aportes de un grupo de inversores que comparten el mismo objetivo de rentabilidad y de riesgo.

Dado que el BCRA dispuso cuatro recortes de las tasas en poco más de un mes, y que cada uno de estos se aplica casi de inmediato a los rendimientos de las billeteras virtuales, los FCI T+1 comienzan a ser convenientes y mucho más atractivos, aún para aquellos inversores adversos al riesgo y más conservadores que alojaban sus pesos en plazos fijos o incluso en fondos money market.

No obstante, el inversor tiene que tener en cuenta que los “T+1″ están más expuestos a la volatilidad, debido a la fluctuación en la cotización de mercado de los activos que integran el menú, a la vez que debe tenerse en cuenta que estas colocaciones no tienen liquidez inmediata. En cambio, los “T+0″ tienen garantizada una tasa de retorno, que de todos modos viene perdiendo contra la inflación, y se puede disponer del dinero de manera inmediata. En la billeteras digitales, el dinero está accesible las 24 horas del día, todos los días de la semana.

La oferta T+1, ahora la más elegida, tiene variedad de versiones, inclusive con rescate a 24 horas de plazo, aunque el horizonte temporal de permanencia recomendado de 90 a 180 días. Dentro de los portfolios se encuentran instrumentos de diferentes emisores y con distintos grados de liquidez que siguen siendo adecuados para perfiles conservadores.

“Estos activos permiten obtener mayores rendimientos en pesos y representan una alternativa atractiva para aquellos inversores que buscan rendimientos superiores a los que ofrece un money market o plazo fijo”, indicó Roberto Silva, analista Asset Management de Cohen.

Fuente: El Cronista

OTRAS NOTAS

Volvió a subir el tope de ingresos para pedir subsidios a la luz y el gas: ¿quiénes pueden acceder?

Volvió a subir el tope de ingresos para pedir subsidios a la luz y el gas: ¿quiénes pueden acceder?

Los usuarios residenciales que perciben ingresos por debajo de los $2.979.728,50 y $3.635.268,77, dependiendo de la zona bioclimática de la Argentina en la que se encuentren y de otros criterios de exclusión, tienen todavía la posibilidad de solicitar los subsidios para los servicios públicos de luz y de gas natural por redes a través del RASE (Registro de Acceso a los Subsidios de Energía), por el avance de la inflación.